Páginas

sábado, 28 de febrero de 2015

Francia condecora a veteranos de la Segunda Guerra Mundial en EEUU

El pasado viernes, en Miami, se celebró un elemento conmemorativo en el barco de la armada francesa Monge. Cinco veteranos de la Segunda Guerra Mundial fueron condecorados con la Legión de Honor por su participación en la Liberación de Francia. Durante la ceremonia los veteranos dijeron algunas a palabras a la AFP:

"Me siento muy honrado", dijo Milton Harr (89 años), participante en el desembarco de Normandía.
"Era un día como el de hoy, con el cielo cubierto y llovizna, y las armas disparaban detrás de mí hacia la playa", añadió Harr. “Cuando llegué a la playa, vi destrozos que nunca había visto en mi vida. Fue muy sangriento, pero realmente necesario”, afirmó el veterano francés.

Veteranos durante la ceremonia
Dos de los veteranos condecorados












“Los franceses fueron gente amable, siempre nos trataron muy bien”, dijo Tony Salce (93 años), quien participó en el Día D a bordo del barco USS Samuel Chase.

Los otros tres veteranos fueron Stephen Barakakos (93 años), Frederick Conrod y Victor Trivett (ambos de 90 años).

El cónsul francés Philippe Letrilliart les dedicó algunas palabras a destacar una frase:
“Han pasado más de 70 años, pero les garantizo que no nos hemos olvidado de nada”.

Sin duda estos actos demuestran la importancia de estas personas y el respeto que verdaderamente se merecen los "héroes anónimos".


Fuente: http://www.biobiochile.cl

jueves, 26 de febrero de 2015

Eva Mozes Kor: la mujer que perdonó a Hitler

Eva Mozes Kor
En enero pasado, en vísperas de la conmemoración de los 70 años de la liberación de Auschwitz, la revista alemana "Exberliner" publicó una historia, protagonizada por una sobreviviente de este campo de concentración y que deja muchas enseñanzas.

‘Perdonando a Hitler’ es el título del reportaje dedicado a Eva Mozes Kor, una mujer nacida en Rumania hace 80 años, que vivió en carne propia los horrores de aquel infierno al que fue conducida a los 10 años, a mediados de 1944, junto a Miriam, su hermana gemela. Al llegar al campo de concentración, las niñas fueron separadas del resto de su familia –a la cual nunca volverían a ver– y fueron sometidas a múltiples y brutales experimentos dirigidos y supervisados por el doctor Josef Mengele, ‘El ángel de la muerte’.

El desalmado médico nazi infectaba a una de las mellizas con algún virus y luego le hacía una transfusión de sangre a la hermana, para ver qué efectos se producían. Si una de las dos moría en el experimento, la otra sería ejecutada para hacer una autopsia comparativa. En cierto momento, a Eva le inyectaron una extraña mezcla de bacterias, después de lo cual le pronosticaron dos semanas de vida. Sin embargo, sobrevivió. “Tengo que resistir”, se decía a sí misma, a sabiendas de que si moría su hermana sería asesinada. Y lo logró.

El "Mein Kampf" se volverá a publicar en Alemania

Primera edición del "Mein Kampf"
Mi lucha, el libro que comenzó a escribir Adolf Hitler en la cárcel de Landsberg en el verano de 1924 y que le ayudaría a convertirse en dictador, además de millonario, fue prohibido en octubre de 1945 gracias a la sentencia emitida por un juez de Múnich para castigar la memoria del Führer, quien se había suicidado en su búnker de Berlín el 30 de abril de ese año. La sentencia traspasó todos los bienes que poseía el dictador en Baviera al gobierno bávaro, incluido los derechos de autor sobre el libro.

Pero esos derechos caducan el 31 de diciembre de 2015, una fecha que hará posible que el prestigioso Instituto de Historia Contemporánea de Múnich lance una ambiciosa e inédita edición comentada del libro que escribió Hitler. Esta nueva versión, que llegará a las librerías de todo el país en enero del próximo año, tendrá 2.000 páginas y se venderá en dos tomos gracias al acuerdo alcanzado entre el Instituto y las autoridades bávaras en 2012.


Desde entonces, cinco historiadores pusieron en marcha un titánico trabajo para sacar una nueva edición comentada del libro destinada a ofrecer al lector una visión científica, que tiene el difícil objetivo de desmitificar el contenido de la famosa obra. Los dos tomos originales de Mi lucha, que salieron a la venta en julio de 1925 y en diciembre de 1926, llenaban 800 páginas. La llegada al poder de Hitler en 1933 convirtió el panfleto —seudocientífico y racista— en un bestseller, que llegó a vender 12.450.000 de ejemplares. Setenta años después de la sentencia que convirtió a Mi lucha en

Comunidad Noticias IIGM

A partir de hoy Noticias IIGM creará una comunidad en Google+ donde los entusiastas de la Segunda Guerra Mundial podrán participar comentando las nuevas noticia, dando sus opiniones sobre temas concretos y publicar noticias interesantes. No lo dudes y ayúdanos a ampliar los conocimientos de la guerra más importante de todos los tiempos.
Logo de Google+ Comunidad.

jueves, 5 de febrero de 2015

Berlín. La caída:1945

Si hay alguien que sabe como explicar de forma detalladamente el final del Tercer Reich, sin duda ese es Antony Beevor, autor "Berlín. La caída: 1945", una de las obras maestras sobre la Segunda Guerra Mundial. Antony comenta de forma exhaustiva cada paso, cada plan, cada batalla de la última fase del mayor conflicto histórico. Pero su libro muestra una realidad todavía más interesante e importante: la actitud del Ejército Rojo y del ejército alemán frente al enemigo y, en especial, hacia el civil. Los verdaderos protagonistas de la obra de Beevor serán las mujeres y los niños, inocentes que serán testigos y víctimas de los mayores horrores de la guerra.

No cabe duda que Beevor ha sabido expresar en su obra los hechos más importantes de 1945 y que permite transmitirte de una forma impactante el dolor, la falsa esperanza del pueblo alemán y el deseo de venganza del ejército ruso. Para los amantes del estudio de la Segunda Guerra Mundial les es indispensable leer esta gran obra que recomiendo con total sinceridad.

lunes, 29 de septiembre de 2014

Margot Woelk, la catadora de Hitler

Margot Woelk con 96 años
Nunca conoció a Adolfo Hitler pero su trabajo era jugarse la vida por él bocado a bocado. A sus 96 años, Margot Woelk acaba de revelar cómo fue su trabajo de probar la comida del máximo jefe nazi, que temía ser envenenado.

“Tuviste buena suerte. Los rusos mataron al resto de las chicas”, le dijo el teniente Gerhard La Grange a Margot Woekl, al reencontrarse con ella años después de la Segunda Guerra Mundial. El oficial, el único amigo que la berlinesa hizo durante su época como trabajadora del Tercer Reich, la embarcó en el tren de Goebbels que salió de Prusia en 1944, y le salvó la vida. Poco después llegaron las tropas soviéticas a Guarida del Lobo, el Wolfschanze, la villa desde donde Hitler comandaba sus ataques en el frente del Este, y mataron a todo el que encontraron. Allí murieron las otras 14 mujeres que, con Margot, hacían parte de la ‘brigada del veneno’, un grupo de jóvenes alemanas que cataba las comidas del líder nazi para asegurarse de que no estuviera envenenada. 

Como contó la semana pasada por primera vez al canal RBB de su país, Woelk vivió como muchos los horrores de la guerra.  En 1941 un bombardeo de la Fuerza Aérea Británica la obligó a salir de Berlín pues su apartamento se quedó sin techo.  Sola, pues su marido Karl estaba en el frente, decidió ir a casa de su suegra en Gross Partsch, en la Prusia Oriental. No sabía que a poco menos de seis millas se encontraba el búnker de Hitler en la región. El lugar hoy es un hotel, pero entonces era una villa camuflada y fortificada en la que el criminal pasó 800 días en plena guerra.

sábado, 7 de junio de 2014

El mundo conmemora el Día D


Varios soldados veteranos que participaron en el desembarco del 6 de junio de 1944 han revivido la experiencia saltando de nuevo en paracaidas sobre las playas de Normandia.

El presidente de Francia, François Hollande, pronunció este viernes un discurso pacifista inaugurar los actos de conmemoración del 70 aniversario del Desembarco de Normandía, en el que rindió homenaje a las fuerzas aliadas, a la Resistencia y a los civiles que perdieron la vida durante la Segunda Guerra Mundial.

"Porque Francia conoció la barbarie, hace todo por preservar la paz en todas partes, en África y en las puertas de Europa", dijo Hollande, en referencia a las intervenciones militares de tropas francesas en Mali y en República Centroafricana y a los intentos de París por evitar un conflicto armado en Ucrania. Hollande aseguró que ese compromiso de su país con la paz responde al "deber de ayudar a los que sufren", por respeto a la memoria de quienes liberaron Francia de la ocupación de la Alemania nazi, y a una voluntad de honrar los valores de Francia.

Esta misma mañana, en una entrevista concedida a la emisora "RTL", el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, reconoció que la situación en Ucrania, precisamente, fue uno de los temas que abordaron durante una cena de trabajo anoche en París que reunión en la misma mesa a Hollande y a su homólogo estadounidense, Barack Obama.

La intervención del presidente francés, en la localidad normanda de Caen, sirvió para rendir homenaje a las cerca de 20.000 víctimas francesas de esa batalla clave de la Segunda Guerra Mundial en 1944. En los actos conmemorativos participan diecinueve jefes de Estado, entre ellos el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el mandatario electo de Ucrania, Petró Poroshenko. Además, se han desplazado a Normandía la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente estadounidense, Barack Obama, o la reina Isabel II de Inglaterra, entre otros.